Make your own free website on Tripod.com

Curso de Derecho Mercantil

Parte Primera “Introducción al Estudio del Derecho Mercantil”

Índice


Capítulo I “El Comercio y el Derecho Mercantil”

1. Concepto del Comercio

2. Clasificación de Comercio

3. Breve Reseña Histórica del Comercio y del Derecho Mercantil


Capítulo II “Definición y Fuentes del Derecho Mercantil”

1. Definición del Derecho Mercantil

2. Fuentes del Derecho Mercantil

3. Fuentes En Particular


Capítulo III “Los Actos de Comercio”

1. Noción del Acto de Comercio

2. Enumeración legal de los actos de Comercio


Capítulo IV “Los Comerciantes”

1. Definición y Clasificación

2. Restricciones para ser Comerciante

3. Obligaciones Profesionales del Comerciante


Capítulo V “Los Auxiliares del Comercio y del Comerciante”

1. Clasificación

2. Los Corredores Públicos

3. Los Comisionistas

4. Los Factores

5. Los Dependientes

Curso de Derecho Mercantil

Parte Primera “Introducción al Estudio del Derecho Mercantil”

Capítulo I

El Comercio y el Derecho Mercantil

1. Concepto del Comercio

El concepto de comercio tiene varias acepciones, las que nos interesan para el estudio de la materia son dos: el concepto de comercio económico y el jurídico.

Octavio Calvo y Arturo Puente definen al comercio en su aspecto económico como el cambio o intermediación con propósito de lucro.

El concepto jurídico vendrá a significar, en términos eminentemente legalistas, lo que en la ley se conocen como Actos de Comercio.

2. Clasificación de Comercio

El comercio se clasifica según diversos criterios, a saber:

Comercio Interior: es el que se realiza entre personas que se hallan presentes en el mismo país, sujetos a la misma jurisdicción; Comercio exterior es el que se efectúa entre personas de un país y las que viven en otro.

Comercio Terrestre y Comercio Marítimo: ambos hacen referencia al modo de transportar la mercancía y cada una es propia de una rama del derecho mercantil, que llevan el mismo nombre

Se entiende por Comercio Mayorista (conocido también como "comercio al por mayor" o "comercio al mayor") la actividad de compra-venta de mercancías cuyo comprador no es consumidor final de la mercancía. La compra con el objetivo de vendérsela a otro comerciante o a una empresa manufacturera que la emplee como materia prima para su transformación en otra mercancía o producto. Se entiende por Comercio Minorista (conocido también como "comercio al por menor", "comercio al menor"; "comercio detallista" o simplemente "al detal") la actividad de compra-venta de mercancías cuyo comprador es el consumidor final de la mercancía, es decir, quien usa o consume la mercancía.

Comercio por cuenta propia y Comercio por comisión, éste último es el que se realiza a cuenta de otro.

3. Breve Reseña Histórica del Comercio y del Derecho Mercantil

El Comercio:

Los orígenes del comercio se remontan a finales del Neolítico, cuando se descubrió la agricultura, y se evolucionó de la producción de subsistencia a la producción para comerciar.

El canje o trueque era la manera en que las antiguas civilizaciones empezaron a comerciar. Se trata de intercambiar mercancías por otras mercancías de igual valor.

Poco después surgió un medio acordado en una comunidad para el intercambio de mercancías, éste sería la Moneda

Otro avance en la evolución del comercio se dio con la creación de rutas comerciales, las cuales intentaban colmar la demanda europea de bienes y mercancías, sobre todo de lujo, de otros pueblos.

Hacia finales de la Edad Media y principios del Renacimiento surgió en Europa un nuevo concepto comercial: la banca. Una banca o banco era un establecimiento monetario con una serie de servicios que facilitaban mucho el comercio, como el cambio de monedas o el transporte del dinero (letra de cambio)

El siglo XV fue, sin duda, el siglo de los descubrimientos, pues el bloqueo comercial del Imperio Otomano y el progreso de la navegación condujo a que grandes capitalistas, con apoyo de los Estados, financiarán exploraciones como las de Cristóbal Colón, Vasco da Gama, Fernando de Magallanes o Juan Sebastián Elcano.

En los siglos posteriores: XVII-XX, el comercio continuó progresando, entre los principales hechos históricos podemos nombrar: el invento de la máquina de vapor (siglo XVIII), las revoluciones industriales, el surgimiento de las grandes bancas nacionales, el desarrollo de la iniciativa privada y últimamente nos encontramos inmersos en el fenómeno conocido sociológicamente como Globalización.

Derecho Mercantil

El surgimiento del Derecho Mercantil lo podemos ubicar en el Código de Hammurabi (1691 adC), que entre otras cosas regula la asociación, el crédito y la navegación.

La actividad comercial de los fenicios dio nacimiento a las modalidades sociales de los puertos y a un gran avance en el derecho mercantil marítimo.

Los romanos crearon figuras de derecho mercantil que figuran hasta nuestros días, como la “actio institoria”, por medio de la cual se permitía reclamar al dueño de una negociación mercantil, el cumplimiento de las obligaciones contraídas por la persona que se había encargado de administrarla.

En la Edad Media el Derecho Mercantil fue regulado por varios fueros y ordenanzas, sin tener un carácter especial, pero en el siglo XI, en Italia, algunos juristas comenzaron a estudiarlo de manera autónoma, cerrándose así un incipiente “Diritto Comerciale Italiano”

La primera disciplina completa del Derecho Mercantil fue la “Ordenanza del Comercio” de 1673, dictada bajo el régimen de Luís XIV, el rey sol.

Uno de los documentos históricos más importantes es el Código de Comercio Napoleónico, de 1802, él cual fue extendido a todas las naciones conquistadas, llegando incluso su influencia a América Latina.

Derecho Mercantil en México

En México el derecho mercantil se desarrolló de la siguiente forma: en la época colonial los principales ordenamientos eran los de Burgos y Sevilla, las cuales tuvieron vigor hasta la promulgación del primer Código de Comercio del México independiente, en el año de 1854, llamado Código de Lares. El que nos rige actualmente fue promulgado en 1889.

Capítulo II

Definición y Fuentes del Derecho Mercantil.

1. Definición del Derecho Mercantil

El Derecho Mercantil es la rama del Derecho Privado que regula las relaciones de los individuos que ejecutan actos de comercio o que tienen el carácter de comerciantes.

Como podemos distinguir el Derecho Mercantil tiene dos objetos de regulación, llamados Criterio Objetivo y Criterio Subjetivo. El Objetivo hace referencia al Comercio o actos de Comercio, el Subjetivo es el que se refiere a la persona que lleva la calidad de comerciante.

2. Fuentes del Derecho Mercantil:

Definición:

Llamamos fuentes del Derecho Mercantil a todo aquello de que éste se origina en su aspecto objetivo de norma o regla obligatoria de conducta, y constituye, por lo tanto, el modo o forma especial como se desarrolla y desenvuelve esa rama del Derecho.

Jerarquización:

La jerarquización es el orden definido en que deben aplicarse unas fuentes respecto de otras, es decir, la escala de preferencia en que deben de ser aplicadas. La ley muchas veces se contradice acerca de la graduación pero en términos generales podemos establecer la siguiente:


Derecho Mercantil General

Derecho Mercantil Especial

Ley Mercantil (Código de Comercio)

Ley Mercantil Especial

Ley Civil

Ley Mercantil General (Código de Comercio)

Jurisprudencia Mercantil

Ley Civil

Costumbre Mercantil

Jurisprudencia Mercantil

Principios Generales de Derecho

Costumbre Mercantil


Principios Generales de Derecho

3. Fuentes En Particular

I) La Ley Mercantil:

La Ley Mercantil, que de acuerdo con nuestra organización constitucional es de carácter federal, y por tanto rige en toda la República está constituida en primer lugar por el Código de Comercio; así como por las siguientes leyes complementarias y reformatorias de él. Las cuales se listan según su orden de importancia:

Ley General de Sociedades Mercantiles (1934)

Ley de Sociedades de Responsabilidad Limitada de Interés Público (1934)

Ley General de Sociedades Cooperativas (1994)

Ley Federal de Protección al Consumidor (1992)

LEY de Cámaras Empresariales y sus Confederaciones (2005)

LEY de la Propiedad Industrial (1991)

LEY del Banco de México (1993)

LEY Monetaria de los Estados Unidos Mexicanos (1931)

LEY General de Títulos y Operaciones de Crédito (1932)

LEY de Instituciones de Crédito (1990)

LEY General de Organizaciones y Actividades Auxiliares del Crédito (1985)

LEY para Regular las Agrupaciones Financieras (1990)

LEY del Mercado de Valores (2005)

LEY de Sociedades de Inversión (2001)

LEY de Inversión Extranjera (1993)

LEY de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (1995)

LEY Sobre el Contrato de Seguro (1935)

LEY General de Instituciones y Sociedades Mutualistas de Seguros (1935)

LEY Federal de Instituciones de Fianzas (1950)

LEY de Concursos Mercantiles (2000)

LEY Federal de Correduría Pública (1992)

LEY de Comercio Exterior (1993)

LEY Federal de Competencia Económica (1992)

LEY de Navegación y Comercio Marítimos (2006)

II) La Ley Civil (Supletoriedad):

Decimos que las leyes civiles son supletorias del Derecho Mercantil puesto que el artículo segundo del Código de Comercio expresa: “A falta de disposiciones de este ordenamiento y las demás leyes mercantiles, serán aplicables a los actos de comercio las del derecho común contenidas en el Código Civil aplicable en materia federal”. Es decir, al Código Civil Federal. En materia adjetiva o procesal será aplicable, conforme al artículo 1051 del ordenamiento en cita, el Código Federal de Procedimientos Civiles.

III) La Jurisprudencia Mercantil:

La jurisprudencia es la interpretación que de las leyes mercantiles hacen los Tribunales Federales o en su caso los Tribunales comunes, y repetida en cinco casos, sin ninguna en contrario.

IV) La Costumbre y los Usos Mercantiles:

Los actos repetidos constantemente a través del tiempo, en materias mercantiles o de comercio, no regidas por una norma de derecho en la forma de ley escrita, constituyen las costumbres y usos mercantiles.

V) Principios Generales de Derecho:

Los Principios lógicos que se desprenden de todo el conjunto de la legislación positiva.

Capítulo III

Los Actos de Comercio.

1. Noción del Acto de Comercio

La legislación mercantil mexicana no da una definición específica de lo que es el acto de comercio, sino que realiza una enumeración de ellos en el artículo 75 del Código de Comercio, dejando en su último precepto campo abierto a la analogía.

Puente y Calvo adopta como definición de Acto de Comercio: “los actos de comercio son actos jurídicos que producen efectos en el campo del Derecho Mercantil”

2. Enumeración legal de los actos de Comercio:

Como mencionamos el artículo 75 enlista todos los actos de comercio de la siguiente forma:

La ley reputa actos de comercio:

I.- Todas las adquisiciones, enajenaciones y alquileres verificados con propósito de especulación comercial, de mantenimientos, artículos, muebles o mercaderías, sea en estado natural, sea después de trabajados o labrados;

II.- Las compras y ventas de bienes inmuebles, cuando se hagan con dicho propósito de especulación comercial;

III.- Las compras y ventas de porciones, acciones y obligaciones de las sociedades mercantiles;

IV.- Los contratos relativos y obligaciones del Estado ú otros títulos de crédito corrientes en el comercio;

V.- Las empresas de abastecimientos y suministros;

VI.- Las empresas de construcciones, y trabajos públicos y privados;

VII.- Las empresas de fábricas y manufacturas;

VIII.- Las empresas de trasportes de personas o cosas, por tierra o por agua; y las empresas de turismo;

IX.- Las librerías, y las empresas editoriales y tipográficas;

X. Las empresas de comisiones, de agencias, de oficinas de negocios comerciales, casas de empeño

y establecimientos de ventas en pública almoneda;

XI.- Las empresas de espectáculos públicos;

XII.- Las operaciones de comisión mercantil;

XIII.- Las operaciones de mediación de negocios mercantiles;

XIV.- Las operaciones de bancos;

XV.- Todos los contratos relativos al comercio marítimo y a la navegación interior y exterior;

XVI.- Los contratos de seguros de toda especie, siempre que sean hechos por empresas;

XVII.- Los depósitos por causa de comercio;

XVIII.- Los depósitos en los almacenes generales y todas las operaciones hechas sobre los certificados de depósito y bonos de prenda librados por los mismos;

XIX.- Los cheques, letras de cambio o remesas de dinero de una plaza a otra, entre toda clase de personas;

XX.- Los vales ú otros títulos a la orden o al portador, y las obligaciones de los comerciantes, a no ser que se pruebe que se derivan de una causa extraña al comercio;

XXI.- Las obligaciones entre comerciantes y banqueros, si no son de naturaleza esencialmente civil;

XXII.- Los contratos y obligaciones de los empleados de los comerciantes en lo que concierne al comercio del negociante que los tiene a su servicio;

XXIII.- La enajenación que el propietario o el cultivador hagan de los productos de su finca o de su cultivo;

XXIV. Las operaciones contenidas en la Ley General de Títulos y Operaciones de Crédito;

XXV.- Cualesquiera otros actos de naturaleza análoga a los expresados en este código.

En caso de duda, la naturaleza comercial del acto será fijada por arbitrio judicial.

Capítulo IV

Los Comerciantes

1. Definición y Clasificación:

Consideramos sujetos mercantiles a todas las personas que realizan un acto de comercio. Sin embargo, cabe hacer una primera clasificación entre las personas que realizan un acto de comercio ocasional y aquellas que se dediquen al comercio de forma habitual, a los primeros llamaremos sujetos accidentales de comercio (art. 4) y a los segundos comerciantes (3)

El Código de Comercio menciona literalmente en su artículo tercero quienes son comerciantes:

Se reputan en derecho comerciantes:

I.- Las personas que teniendo capacidad legal para ejercer el comercio, hacen de él su ocupación ordinaria;

II.- Las sociedades constituidas con arreglo a las leyes mercantiles;

III.- Las sociedades extranjeras o las agencias y sucursales de éstas, que dentro del territorio nacional ejerzan actos de comercio.

Siguiendo lo establecido en éste artículo podemos clasificar a los comerciantes en: Comerciantes personas físicas (Art. 3 fr. I) y Sociedades Mercantiles (Art. 3 fr. II y III)

A su vez, podemos clasificar a las Sociedades Mercantiles en: Sociedades Mercantiles Nacionales (Art. 3 fr. II) y Sociedades Mercantiles Extranjeras (Art. 3 fr. III)

Sujetos de Comercio

Comerciantes (3)

Personas Físicas


Sociedades Mercantiles (fr. II y III)

Sociedades Mexicanas (fr. II)


Sociedades Extranjeras (fr. III)


sujetos accidentales de comercio (4)


2. Restricciones para ser Comerciante

El artículo 12 del Código de Comercio establece de manera expresa quienes están imposibilitados para ejercer el comercio:

No pueden ejercer el comercio:

I.- Los corredores;

II.- Los quebrados que no hayan sido rehabilitados;

III.- Los que por sentencia ejecutoriada hayan sido condenados por delitos contra la propiedad, incluyendo en éstos la falsedad, el peculado, el cohecho y la concusión.

La limitación a que se refiere la fracción anterior, comenzará a surtir sus efectos a partir de que cause ejecutoria la Sentencia respectiva y durará hasta que se cumpla con la condena.

3. Obligaciones Profesionales del Comerciante

El título segundo del Código de Comercio se ocupa de esta materia, los artículos respectivos son del 16 al 50. Las obligaciones de los comerciantes son cuatro, a saber:

I.- A la publicación, por medio de la prensa, de la calidad mercantil; con sus circunstancias esenciales, y en su oportunidad, de las modificaciones que se adopten; (17)

II.- A la inscripción en el Registro público de comercio, de los documentos cuyo tenor y autenticidad deben hacerse notorios; (18-32)

III.- A mantener un sistema de Contabilidad conforme al artículo 33. (33-46)

IV.- A la conservación de la correspondencia que tenga relación con el giro del comerciante. (47-50)

3.1 Obligación del anuncio de la calidad mercantil (17)

Hace referencia a la obligación de participar por medio de una circular dirigida a los demás comerciantes de las plazas en que tienen su domicilio, sucursales, corresponsales, etc. El nombre de su establecimiento, su ubicación, objeto y demás circunstancias, así como aquellas modificatorias de las anteriores; y también la de publicar en el Diario Oficial las circulares que dirijan, el estado de liquidación y la clausura del propio establecimiento u oficina.

La ley no establece ninguna sanción aplicable por incumplimiento y no es usual que los comerciantes las realicen.

3.2 Del Registro de Comercio (18-32)

A. Del Registro de Comercio

El Registro de Comercio persigue como finalidad hacer del dominio público la situación jurídica y económica del comerciante, que funda el crédito de que disfruta como una garantía para los que en él contratan.

La operación del registro de comercio está a cargo de la Secretaría de Economía y de las autoridades responsables del Registro Público de la Propiedad

Por cada comerciante existirá un folio electrónico en el que se anotarán, entre otras cosas: I. Su nombre, razón social o título; II. La Clase de comercio u operaciones a que se dedique; III. La fecha en que deba comenzar o ha comenzado sus operaciones; IV. El domicilio, etc.

La falta de registro de actos de inscripción obligatoria hará que estos sólo produzcan efectos jurídicos entre los que lo celebren, y no podrán producir perjuicio a tercero, el cual si podrá aprovecharse de ellos en lo que le fueren favorables.

B Del Procedimiento para inscripción de actos mercantiles.

El procedimiento para la inscripción de actos mercantiles en el Registro Público de Comercio será automatizado y estará sujeto a plazos máximos de respuesta y constará de las siguientes fases, según el artículo 21bis del citado Código:

a) Recepción, física o electrónica de una forma precodificada, acompañada del instrumento en el que conste el acto a inscribir, pago de los derechos, generación de una boleta de ingreso y del número de control progresivo e invariable para cada acto;

b) Análisis de la forma precodificada y la verificación de la existencia o inexistencia de antecedentes registrales y, en su caso, preinscripción de dicha información a la base de datos ubicada en la entidad federativa;

c) Calificación, en la que se autorizará en definitiva la inscripción en la base de datos mediante la firma electrónica del servidor público competente, con lo cual se generará o adicionará el folio mercantil electrónico correspondiente, y

d) Emisión de una boleta de inscripción que será entregada física o electrónicamente.

3.3 De la Contabilidad Mercantil (33-46)

El comerciante está obligado a llevar y mantener un sistema de contabilidad adecuado. Este sistema podrá llevarse mediante los instrumentos, recursos y sistemas de registro y procesamiento que mejor se acomoden a las características particulares del negocio, pero en todo caso deberá satisfacer los requisitos establecidos en el artículo 33.

Las personas morales (SM) deberán llevar también dos libros:

Libro Mayor (35): deberán anotar, como mínimo y por lo menos una vez al mes, los nombres o designaciones de las cuentas de la contabilidad, su saldo al final del período de registro inmediato anterior, el total de movimientos de cargo o crédito a cada cuenta en el período y su saldo final.

Libro de Actas (36): se harán constar todos los acuerdos relativos a la marcha del negocio que tomen las asambleas o juntas de socios, y en su caso, los consejos de administración.

Sea cual fuere el mecanismo utilizado para llevar su contabilidad, todo comerciante está obligado a conservarla por un período no menor a diez años.

3.4 De la Correspondencia (47-50)

Los comerciantes tienen el deber de mantener debidamente archivados las cartas, telegramas y otros documentos que reciban en relación con su negocio o giro, así como las copias de los que expidan a fin de que se permita su reproducción posterior íntegra y su consulta o compulsa en caso necesario. Deberán resguardarlas también por un plazo de diez años.

Capítulo V

Los Auxiliares del Comercio y del Comerciante

1. Clasificación:

De los agentes auxiliares del comercio se hace una clasificación, según que desempeñen su función como independiente y autónoma de la actividad del comerciante, o bien que aquéllos dependan de éste como jefe de un establecimiento comercial en donde prestan sus servicios. Dentro de la primera categoría clasificamos a los corredores y comisionistas, y dentro de la segunda, a los factores y dependientes.

Consideramos sujetos mercantiles a todas las personas que realizan un acto de comercio. Sin embargo, cabe hacer una primera clasificación entre las personas que realizan un acto de comercio ocasional y aquellas que se dediquen al comercio de forma habitual, a los primeros llamaremos sujetos accidentales de comercio (art. 4) y a los segundos comerciantes (3)

2. Los Corredores Públicos:

A. Definición.

El corredor público un licenciado en Derecho, habilitado por la autoridad federal (el Estado Mexicano), con la participación de las autoridades estatales y del colegio de corredores correspondiente, a quien se le confiere fe pública, después de rigurosos exámenes y con cuya intervención, entre otras facultades, se proponen, ajustan y otorgan los actos y contratos comerciales y se certifican los hechos mercantiles.

El marco legal de los corredores públicos está en la Ley Federal de Correduría Pública de 1992 y en su reglamento. Su aplicación es por parte del Ejecutivo Federal, por conducto de la Secretaría de Economía (SE).

La División territorial para los efectos de la correduría pública se dividirá en plazas, correspondiendo una para estado y otra para el Distrito Federal.

B. Competencia.

Conforme al artículo 12 de la Ley Federal de Correduría Pública, las funciones de un Corredor son las siguientes: a) Agente Mediador (Fracción I), b) Perito Valuador (Fracción II), c) Asesor Jurídico (fracción III), d) Árbitro Mercantil (fracción IV) y e) Fedatario Público. (fracción V y VI)

C. Póliza y Acta

Los principales instrumentos utilizados por los corredores públicos son las pólizas y las actas. Siendo los primeros definidos como el instrumento redactado por el corredor para hacer constar un acto, convenio o contrato mercantil en el que intervenga con fé pública; y los segundos como la relación escrita de un hecho jurídico en el que el corredor intervino con fé pública.

D. Colegios de Corredores

Según el último artículo, el 23, de la multicitada ley las entidades federativas en que haya tres o más corredores, se deberá establecer un colegio de corredores que tendrá, entre otras, las siguientes funciones: Promover en su plaza el correcto ejercicio de la función de corredor; Proponer a la Secretaría los cuestionarios de los exámenes; Participar en el jurado a que esta ley se refiere; etc.

3. Los Comisionistas:

La comisión, conforme al artículo 273 del Código de Comercio, es el mandato aplicado a los actos concretos de comercio. El marco legal está en los artículos 273 a 308 del Código de Comercio.

En la Comisión intervienen dos sujetos, uno es el que confiere la comisión: comitente y otro el que la desempeña comisionista.

Existen dos formas de que el comisionista realice una comisión mercantil, una es la realizada en su propio nombre y la otra es la realizada en nombre del comitente. En el primer caso tendrá acción y obligación directamente con las personas con quienes contrate, sin tener que declarar cuál sea la persona del comitente. En el segundo caso el comisionista no contrae obligación propia.

Para que la comisión sea válida tiene que ser expresa, aunque sea verbal, pero en cualquier modo deberá ser ratificada por escrito antes de la conclusión del negocio.

La Aceptación del contrato de comisión puede ser expresa o tácita, será expresa cuando conste que el comisionista aceptó el mandato, será tácita cuando el comisionista realiza actos tendientes a la realización del objeto de la comisión.

4. Los Factores:

Son factores los que tengan la dirección de alguna empresa o establecimiento fabril o comercial, o estén autorizados para contratar respecto a todos los negocios concernientes a dichos establecimientos o empresas, por cuenta y en nombre de los propietarios de los mismos (principales). El marco legal está en los artículos 309 a 331 del Código de Comercio.

Los factores para ejercer su función necesitan de un poder o autorización por escrito de la persona por cuya cuenta hagan el tráfico y deberán tener la capacidad necesaria para obligarse.

5. Los Dependientes:

Son dependientes las personas que desempeñan constantemente alguna o algunas gestiones propias del tráfico en nombre y por cuenta del propietario del establecimiento o empresa para el cual labora. El marco legal está en los artículos 309 a 331 del Código de Comercio y por el Derecho del Trabajo.

Bibliografía

Derecho Mercantil” Octavio Calvo y Arturo Puente. Editorial Banca y Comercio. 2005

Enciclopedia Virtual Wikipedia

Código de Comercio

Ley Federal de Correduría Pública

Artículo “El Corredor Público” por Flores Velásquez Mariana, Parra Lara Olga Yadira y Rojas Rivera Maria Esther